CUANDO AL INICIO DEL VERANO
CAT  ESP
CUANDO AL INICIO DEL VERANO

Cuando al inicio del verano hemos alcanzado el máximo de luz celebramos este año, en domingo, el nacimiento de San Juan Bautista. A partir de ahora los días menguarán y las noches crecerán lentamente hasta el nacimiento de Jesús “el sol que nace de lo alto”. La Iglesia celebra, pues, tres nacimientos: el de Jesús, el de María y hoy el de Juan Bautista que es el que dijo: "Es necesario que yo mengüe para que él crezca". San Lucas subraya la importancia del nombre. El niño debería haberse llamado Zacarías, como su padre. Pero Isabel, la madre, insiste en que se llame Juan, en hebreo: "Dios tiene misericordia" o "Dios está de mi parte". Este nombre condensa la experiencia que ella misma tuvo y el programa de vida que aguardaba al niño. En Juan la gracia de Dios se muestra victoriosa desde el principio. El evangelio dice que "la mano de Dios estaba con él".

El encargo que recibe es “preparar los caminos al Señor” y para ello, ya desde el seno materno, fue colmado del Espíritu Santo y después preparado en el desierto para su vocación mediante la oración y la penitencia. Encontrar a Dios implica siempre encontrar la propia misión y disponer el espíritu para poder llevarla a cabo. El que confía en Dios, espera; el que espera, va rezando; y al que ora, Dios le escucha y le da su gracia; y gracia abundante. En el Benedictus, que proclamó Zacarías al recuperar el habla, se nos recuerda la misión que compartimos con Juan: “A ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo, porque irás delante del Señor a preparar sus caminos”. Este es el sentido de la vida: señalar a Cristo. Y la grandeza de Juan llegará hasta la oscuridad de la cárcel. Y, como mártir de la verdad, su cabeza será presentada como el gran regalo de una bailarina a una adúltera. La alegría espiritual que pedimos para la Iglesia en este día sea la de ser la voz de una Palabra que no es suya, dispuesta a disminuir ante la Palabra hecha carne y asumir este servicio hasta el martirio.

Mn. Pere Montagut, párroco.

Recibe todas nuestras novedades en tu correo electrónico Suscríbete