/veu Parròquia Remei - La Veu de la Parròquia

La Veu de la Parròquia
CAT  ESP
La Veu de la Parròquia

Época 2/Núm. 445. LA SANTÍSIMA TRINIDAD. 16 de junio de 2019

Solidaridad es según el diccionario la “adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros”. Así, además de los que procuran ayudar a los demás, pueden vivir la solidaridad entre ellos los componentes de una banda mafiosa, por ejemplo; y son igual de solidarios los que se confabulan para defraudar en un negocio a clientes ingenuos; los que se organizan para urdir una serie de documentos falsos y acreditar tesis, distribuir pasaportes, falsificar billetes, etc. No digamos de los “solidarios” que fueron en su día con Hitler y Stalin los que les obedecieron sumisamente para llevar adelante millones de asesinatos. Todas estas personas han borrado del horizonte de sus vidas hasta la más mínima señal de caridad, de amor de Dios. La caridad en la religión cristiana, es una de las tres virtudes teologales que consiste en amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. El significado de “amor a Dios”, que lleva consigo la palabra caridad, desaparece si queremos sustituirla, para seguir los “aires del mundo”, con la palabra solidaridad. Caridad es una auténtica elevación del alma a Dios; y desde el corazón de Dios, la caridad llega al corazón de los hombres que se ocupan, en cuerpo y alma, del bien humano, material y espiritual de los demás.

 

DIOS ES TRINIDAD. El misterio de la Trinidad nos habla también de nosotros, de nuestra relación con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. De hecho, mediante el Bautismo, el Espíritu Santo nos ha insertado en el corazón y en la vida misma de Dios, que es comunión de amor. Dios es una “familia” de tres Personas que se aman tanto que conforman una sola cosa. Esta “familia divina” no está cerrada en sí misma, sino que es abierta, se comunica en la creación y en la historia y ha entrado en el mundo de los hombres para invitar a todos a formar parte de ella. El horizonte trinitario de comunión envuelve a todos y nos estimula a vivir en el amor y en el compartir fraterno, seguros que allí donde hay amor, allí está Dios. Nuestro haber sido creados a imagen y semejanza de Dios-comunión nos llama a comprendernos a nosotros mismos como seres-en-relación y a vivir las relaciones interpersonales en la solidaridad y en el amor recíproco. Tales relaciones se desarrollan, ante todo, en el ámbito de nuestras comunidades eclesiales, para que siempre cada vez sea más evidente la imagen de la Iglesia icono de la Trinidad. Pero también se desarrollan en toda otra relación social, desde la familia hasta las amistades o el ambiente de trabajo: todo son ocasiones concretas que nos son ofrecidas para construir relaciones humanas cada vez más ricas, capaces de respeto recíproco y de amor desinteresado. La fiesta de la Santísima Trinidad nos invita a comprometernos en los eventos cotidianos para ser levadura de comunión, de consolación y de misericordia. En esta misión, estamos sostenidos por la fuerza que nos dona el Espíritu Santo: ella cura la carne de la humanidad herida por la injusticia, por el atropello, el odio y la avidez. La Virgen María, en su humildad, ha acogido la voluntad del Padre y ha concebido al Hijo por obra del Espíritu Santo. Que ella, espejo de la Trinidad, nos ayude a reforzar nuestra fe en el Misterio trinitario y a encarnarla con elecciones y actitudes de amor y de unidad.

 

SCOUTS Y GUÍAS DE EUROPA CON EL PAPA. Son la alegría de nuestra Parroquia y una verdadera esperanza para la Iglesia. Este domingo se agruparán todos en la Eucaristía de las 20:00h. Están a punto de realizar la actividad cumbre del año que son para todos ellos los campamentos. Repasemos un poco los diversos destinos por edades y lugares de acampada. Lobatos y lobatas (de 8 a 12 años) estarán en Casserres (Berguedà) del 13 al 20 de julio. Los Scouts y Guías (de 12 a 16 años) estarán en Carcanièra (Francia) y Moissac (Francia) respectivamente. Y los Jefes (de 17 a 29 años) participarán (del 27 de julio al 3 de agosto) en el Eurommot que se celebra cada 10 años. Se trata de una ruta que trascurrirá esta vez por Italia, con Scouts y Guías de Europa provenientes de diversos países, hasta llegar a Roma donde el Papa Francisco les recibirá en audiencia el sábado 3 de agosto. Oramos por todas estas actividades y por un verano rico en experiencias de amistad y de fe.

 

CONCIERTO DE LA “CORAL CONCORDIA”. Sábado, 22 de junio, a las 20.00h. Durante todo el curso realizan sus ensayos y siempre nos exponen, entorno a Navidad y antes del verano, sus logros y novedades de repertorio. Pues les escucharemos con agrado en este concierto animándoles a pasarlo bien cantando.

 

CONSEJO DE ECONOMÍA. Se reunirá el próximo jueves para revisar y evaluar las obras realizadas, así como las que están en previsión de realizarse. Además, comprobará la marcha de la economía parroquial por lo que respecta a los resultados de las colectas, facturas pendientes y estado de las cuentas. Es un servicio que, junto al párroco, procura una buena administración del dinero de todos en el mantenimiento de nuestra Parroquia.

 

TOLERANCIA CERO. El cero es la nota. Así lo entiende el arzobispo de Cracovia en su homilía en la Catedral el día de Pentecostés. “Los desfiles de la Igualdad (así se llama en Polonia el día del orgullo de ser LGTBI) no son solo una negación completa de la belleza del hombre mismo como varón y mujer, de su humanidad. Estos eventos se han convertido también en una ocasión para burlarse de la Eucaristía, que es lo más sagrado para los católicos”. El desfile en Varsovia incluía una parodia de la Misa. Exigen una tolerancia para ellos que no la tienen para los católicos. Mons. Jedraszwewski denunció que este tipo de desfiles “se han convertido en verdaderas sesiones de desprecio y odio. Pregunto a todos los responsables de nuestra vida social y nacional: ¿dónde hay espacio en estos desfiles para la tolerancia que sus organizadores tienen constantemente en sus labios y que exigen para sí mismos? ¿Es la tolerancia una forma para poder burlarse de los creyentes y hacerlo públicamente y con impunidad? Si eso es la tolerancia, entonces los discursos sobre la tolerancia no tienen ningún valor. Damos gracias de que la misión episcopal incluya, además de velar por la comunión, la valentía del profetismo apostólico como garantía de la verdad del Evangelio que la Iglesia custodia con responsabilidad.

Recibe todas nuestras novedades en tu correo electrónico Suscríbete